Cinco personas han sido detenidas más de cien bombonas de gas refrigerante intervenidas durante una operación iniciada este miércoles en la cual han participado unos 80 agentes de la División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos d'Esquadra y otros 60 de la Guardia Civil contra una organización que robaba bombonas de gas freón a empresas.

Los agentes realizan registros, desde las 5.30 horas de la mañana, en viviendas de las comarcas del Barcelonès, Tarragonès y Vallès Occidental, según han explicado los Mossos.

El grupo robaba mediante el método del alunizaje el gas refrigerante, un elemento que es caro --una bombona de 9 kilos vale 1.500€--, lo que la hace muy atractiva en el mercado clandestino. La investigación sigue abierta.

Aires acondicionados

Actualmente, el gas refrigerante se emplea principalmente en usos domésticos (neveras, aires acondicionados, vehículos) y/o industriales (equipos de refrigeración de grandes superficies, hoteles y edificios, neveras industriales de establecimientos comerciales y similares) para la recarga de sistemas de refrigeración.

Se trata de un producto nocivo para el medio ambiente, especialmente para la capa de ozono, del cual se requiere una acreditación profesional para su manipulación.